Anestesia obstétrica durante la pandemia de COVID-19

Con un número creciente de casos de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) debido a la transmisión de persona a persona del síndrome agudo respiratorio severo por coronavirus 2 (SARS-CoV-2) en los Estados Unidos, la preparación para el entorno en el trabajo de parto, cesárea y recepción del recién nacido son primordiales.

Leer más…

Manejo del dolor después de cesárea.

La tasa de cesáreas en los Estados Unidos ha aumentado durante las últimas décadas y actualmente supera el 32% de los nacimientos. Una eficaz analgesia posoperatoria es fundamental, ya que las embarazadas que se someten a cesárea consideran que evitar el dolor durante y después de la cirugía es prioritaria. El tratamiento del dolor postcesárea puede tener efectos duraderos, y el dolor posoperatorio agudo severo se asocia con dolor persistente (crónico), mayor uso de opioides, tardía recuperación funcional y aumento de la depresión posparto. El alivio efectivo del dolor postcesárea mejora la capacidad de la mujer para atender e interactuar con su recién nacido.

Leer más…

Anestesia epidural y contracciones uterinas

Ref. MN Lim. International Journal of Gynecology and Obstetrics 2005;88:49-50.

Según experiencia anecdótica, las parteras y médicos a veces perciben que las contracciones uterinas disminuyen en fuerza y frecuencia después de la administración de anestesia epidural. Probablemente se trate de una percepción incorrecta, ya que no existe una razón fisiológica para este fenómeno [1]. Sin embargo, esta probable idea errónea es de cierta importancia, ya que la percepción de una reducción en la actividad uterina podría conducir a una inadecuada administración de ocitócicos. La hipótesis de este estudio fue que la actividad uterina disminuye tras la administración de anestesia epidural.

Leer más…